Double-click this headline to edit the text.

Vinificación exclusivamente manual, despalillado, depósitos abiertos con pigeage y bazuqueo, además de fermentación maloláctica en barrica bordelesa nueva de roble francés y un envejecimiento de 18 meses. Con estos ingredientes ya sabemos que posiblemente estemos ante un buen vino, pero si además añadimos que la variedad es la Tinta de Toro y que el productor, aunque establecido en Toro tiene su origen en Laguardia, podemos concluir sin probarlo, que estamos ante un caldo excelso.

Fue un abril de hace casi siete años cuando en una pequeña vinoteca de la calle Balborraz lo catamos por primera vez; amor a primera vista, olor y paladar. Fruta muy madura, madera, tostados, con un paso largo y persistente en boca, destacando por su untuosidad y redondez.

Ideal compañero para una comida con amigos, se convierte en una excelente carta de presentación de los vinos de Toro para todos aquellos amantes del vino que desconocen la verdadera seña de identidad de la D.O.Toro. Tintos monovariatales de cepa autóctona y resistente a las oscilaciones térmicas. 

Se avecinan fechas de reuniones, celebraciones y regalos. No se nos ocurre mejor plan para impresionar a los nuestros que con un “Victorino, 100% Tinta de Toro de la Bodega Teso la Monja”. 

Disfruten y recuerden que “el buen vino, de sí propio es padrino”.

Igual que en las plataformas televisivas en la que este año son tendencia los reencuentros y remakes de series y películas del pasado, nosotros, La Santa Merienda, volvimos a reunirnos.

Volvieron los encuentros con los socios, y las excursiones para conocer todos los rincones de la provincia, a nuestro particular estilo, eso sí.

Para este “reencuentro” la Asociación eligió un enclave de reciente construcción, las bodegas Cuatro Mil Cepas, o lo que es lo mismo, los productores de entre otros el Vino Díscolo y el
Cinco de Copas.

Así fue, 16 socios y sus nuevas generaciones, (la pandemia ha hecho crecer la familia….) pusimos rumbo al corazón de la Guareña, y aterrizamos en el Pego, dónde de la mano de su
enólogo Esteban, pudimos descubrir y desgranar el trabajo que lleva haciendo estos años la bodega, y su “díscola” forma de hacer sus caldos.

Hubo tiempo para anécdotas, comentarios, historias, preguntas, y, sobre todo, para llenar el estómago. La Familia de Díscolo nos tenía preparada una sorpresa.

Con la buena temperatura que nos regaló el Pego pudimos disfrutar de sus 3 vinos de Denominación de Origen Toro, Díscolo Tinto, Díscolo Blanco y el tinto de Cinco de Copas, todo acompañado de una “merienda”, como la que nos gustan a nosotros, a base de queso y embutido zamorano, y unas tortillas de patatas que no dejaron indiferente a nadie.

Vino, risas, comida, encuentros… ¡La Santa Merienda esta de vuelta!

El cocinero zamorano Miguel Ángel Coscarón nos deleita con uno de los postres más clásicos de la Semana Santa, ¡Torrijas! Sigue los pasos para disfrutar de este típico dulce cualquier día del año.

Ingredientes:
– Rebanadas de pan (A base de Harina Tradicional Zamorana del sello Alimentos de Zamora).
– Leche.
– Huevos.
– Canela.
– Azúcar.
– Aceite.

Elaboración:
– Infusionamos la leche con la canela, y si queremos piel de limón.
– Disponemos las rebanadas de pan en una bandeja y cuando la leche haya reposado un poco la vertemos sobre dichas rebanadas para que se empapen.
– Batimos los huevos, sin que quede ningún trozo de huevos, lo más liquido posible.
– Sacamos con una espumadera las rebanadas de pan, le quitamos el exceso de leche y las introducimos en el huevo.
Realizamos la misma acción que al sacarlas de leche y las introducimos en el aceite caliente.
– Las doramos bien por ambos lados y las colocamos en papel absorbente y después las espolvoreamos con azúcar glasé y canela.

El mismo paso que se realiza con la leche se puede realizar con un almíbar de vino tinto y agua (más cantidad de vino que de agua), llevándolo a ebullición (que reduzca un poco), obteniendo un color morado en las torrijas. Los demás pasos se realizarán de la misma manera

La Cofradía de la Santa Vera Cruz. Disciplina y Penitencia es una de las grandes de la Semana Santa de Zamora. Realiza su procesión el Jueves Santo, partiendo del Museo de Semana Santa a las 16:30 h. Tras un recorrido por la zona modernista de la ciudad, toma rumbo a la Catedral donde se realiza un descanso. Después, los 11 grupos escultóricos que forman la comitiva vuelven hasta el Museo de Semana Santa cerca de las 23:00 h.

En esta Cofradía podemos ver, salvo alguna excepción, los momentos que van desde el lavatorio de los pies de la Última Cena hasta el momento en el que Jesús es condenado y coge la cruz a cuestas. Pero hay más curiosidades que quizás no sepas de esta cofradía:

  1. La más antigua de España... La tradición popular es lo que dice. El primer documento escrito que consta sobre la existencia de la Cofradía de la Santa Vera Cruz de Zamora data de 1.508. Pero como te digo, la tradición oral la proclama la más antigua de la ciudad (y de España), debido a que durante siglos en la procesión del Corpus Christi, esta Cofradía se colocaba en el lugar ‘más antiguo’ o destacado de todas las cofradías que acudían a la misma
  2. Disciplina y Penitencia porque... En sus orígenes, la razón de ser de esta Cofradía era rememorar los sufrimientos de Jesucristo para salvar a los hombres de tal forma que siempre estos lo recuerden. Para ello se organizó una cofradía cuyo acto principal era una procesión en la que, entre otros símbolos, los cofrades derramaban sangre por los crueles azotes que el hijo de Dios padeció. Es, por tanto, una típica cofradía penitencial de disciplina caracterizada por el ejercicio público de esta penitencia. Eso sí, los disciplinantes fueron prohibidos en 1.768, pero aún así, mantiene esos dos "apellidos" en su nombre.
  3. Posee alguno de los pasos más antiguos de la Semana Santa de Zamora... Los pasos del Huerto de los Olivos y la Flagelación son dos obras de José Sánchez de la Guerra realizadas en 1691. Por otro lado, el Ecce Homo es una obra de estilo flamenco del autor Gil de Ronza datado en 1522. Esta obra fue realizada para la capilla mortuoria del Deán Diego Vázquez de Cepeda en el convento de los Franciscanos (hoy Fundación Alonso Henriques).
  4. Dos pasos a ruedas... En la Semana Santa de Zamora hay pocos grupos escultóricos que desfilan a ruedas. En total son 6 pasos los que desfilan a rueda, de ellos dos, la Última Cena (Higinio Vázquez) y La Sentencia (Ramón Núñez) desfilan en la Vera Cruz.
  5. La sede de la Cofradía es.... Según sus estatutos "La Cofradía tiene su sede canónica en la Iglesia Parroquial de San Juan Bautista (San Juan de Puertanueva) de la ciudad de Zamora". Como curiosidad, contaros que desde su nacimiento, esta cofradía estuvo vinculada a sus promotores: los mendicantes, fijando su sede en el Convento de San Francisco. En el siglo XVI la Cofradía de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo, se agrega a la Vera Cruz, lo que hace que también sea sede de la Cofradía el Convento de Santo Domingo. LAs meriendas son el germen de la Santa Merienda

Y de regalo... Durante el descanso de la Vera Cruz es tradición que los familiares y amigos de los cofrades tengan preparadas meriendas para que estos puedan recuperar fuerzas. Pues bien, este es el germen que dio lugar a nuestra asociación (y de ahí su nombre): La Santa Merienda


linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram