I Cata de La Santa Merienda

I Cata de La Santa Merienda

I Cata de La Santa Merienda

Una de las novedades que este año 2016 queremos realizar en la Asociación es llevar a cabo pequeñas actividades mensuales que por un lado, muestren y pongan en valor la gastronomía y la cultura zamorana, y por otro lado, nos aporten visibilidad en la ciudad.

la foto 4

Para estrenarnos en estas lides, el pasado viernes 29 de enero, llevamos a cabo la primera de estas actividades que consistió en una cata en el Bar Medieval. La afluencia de público fue ¡espectacular! Nos acompañaron nada menos que 46 personas, socios y no socios, que disfrutaron de un rato agradable y de tres buenos vinos de nuestra provincia.

la foto 3

David, nuestro tesorero, fue el encargado de coordinar la cata en la fase visual, olfativa y gustativa. Los asistentes tuvieron la oportunidad de probar tres vinos procedentes de tres Denominaciones de Origen de la provincia.

la foto 5Comenzamos con el Verdejo Brochero de Finca Monteconcejo (D.O. Tierra del Vino de Zamora):

“Este vino conserva esa frescura característica de la uva verdejo, pero en una línea distinta, con una acidez menos marcada, un paso largo con aromas sobresalientes. Predominan las notas a manzana con un final largo y envolvente.”

Continuamos la cata y pasamos con los tintos. El primero de ellos fue el Gran Cermeño de Bodegas Covitoro (D.O. Toro):

“Es una apuesta segura y bastante conocida por el gran público. Siempre bien hecho. Es la confianza en saber que cuando te sirven una copa de este vino todo irá bien. Muy frutal, con ligeras notas a vainilla y predominio de la madera.”

 

Para finalizar, visitamos la D.O. Arribes con el vino Paraje de los Bancales de Bodegas Pastrana:

“Todo tipo de matices de principio a fin con claros recuerdos a minerales, toques florales y fruta muy madura. Potente y elegante, con un paso en boca muy carnoso y persistente y un final sabroso y muy equilibrado. Personal y exquisito.”

Todos los asistentes pudimos disfrutar del sabor de cada uno de los vinos y de las explicaciones precisas y claras de nuestro “enólogo” particular. Tras la cata, degustamos una variada tabla de embutidos de la zona.

Esta ha sido la primera de las muchas actividades que pretendemos realizar en Zamora para demostrar el amplio potencial gastronómico y cultural de nuestra ciudad. ¡Te esperamos en la siguiente!

 

Sobre el autor

Dejar un comentario