EL BLOG DE LA SANTA MERIENDA

El honor de empujar al Santísimo Cristo de las Injurias

El honor de empujar al Santísimo Cristo de las Injurias

Por Jaime Gómez, secretario de la Santa Merienda y hermano de la Real Hermandad del Stmo. Cristo de las Injurias – Cofradía del Silencio


Un año más me dirijo a la Catedral con mi padre, para llegar sobre las 19:00 h.. Siempre por el mismo camino, Sillón de la Reina y Puerta de la Traición. Este año el cielo está gris y es indicativo de que el recorrido no será el de siempre. Cuando entro a La Catedral me hace ilusión ver y saludar a aquellas personas que en ocasiones sólo veo una vez al año, pero de memoria sé dónde puedo encontrar a cada una de ellas.

Leer Más

Y el Martes Santo el estómago pidió un descanso

Y el Martes Santo el estómago pidió un descanso

Por Alberto Bailón, socio de La Santa Merienda


Ser zamorano en Semana Santa es muy duro, sobre todo para el estómago. El mío me ha pedido un respiro después de un duro fin de semana repleto de comidas con amigos y familiares. Las patatas con pata del Sábado de Dolores y el cocido del Domingo de Ramos parece que han podido momentáneamente con él.

Leer Más

Antorchas, silencio, recuerdos… Buena Muerte

Antorchas, silencio, recuerdos… Buena Muerte

Por Óscar Coscarón, socio de La Santa Merienda


“Ya le has llevado a la luz…” Termina el canto de “La Muerte no es Final” en la Plaza Mayor de Zamora. Jaime lo ha grabado todo. Perfecto. Ahora, ¿Dónde vemos La Buena Muerte? Miriam me dice que prefiere verla a la salida. Está cansada, algo totalmente normal dado “lo que lleva dentro”. Jaime también se apunta, el resto van a verla en el Arco de Doña Urraca… Lo mismo me uno luego.

Leer Más

Un Lunes Santo más mirando al cielo

Un Lunes Santo más mirando al cielo

Por Víctor S. Prieto, presidente de La Santa Merienda y hermano de la Hermandad de Jesús en su Tercera Caída


Tras un fin de semana de “dolores” que comenzamos el Viernes sacando a la Hermandad Penitencial del Santísimo Cristo del Espíritu Santo, que continúo el Sábado con una comida con amigos y terminó con el tradicional cocido del Domingo de Ramos, llegaba una nueva semana. Un lunes laborable para algunos, concretamente para mí, pero que tenía otras sensaciones distintas a las habituales. Era Lunes Santo.

Leer Más

Domingo de Ramos, domingo de cocido

Domingo de Ramos, domingo de cocido

Por Óscar Coscarón, socio de La Santa Merienda


Es Domingo de Ramos y estoy en Zamora. Menos mal. La verdad es que este año ha habido momentos en los que pensé que no iba a poder estar en Zamora en Semana Santa. La culpa la tiene una futura personita que marcará mi vida a partir de ahora. Eso sí, se comportó, se aguantó, se colocó y nos permitió, a Miriam y a mí, disfrutar de estos días con amigos y familia.

Leer Más

Incertidumbre del Viernes de Dolores

Incertidumbre del Viernes de Dolores

Por Alejandra Hernández, socia de La Santa Merienda 


Es Viernes de Dolores. Aunque amanezca en Madrid, en unas horas ya estaré en Zamora y todo empezará.

Las llamadas empiezan a media tarde, pero el plan es claro: hoy se cena en el Divino y se ve salir la procesión. Solo hay que concretar la hora ¿20:30 h. quedamos para bajar al Divino? Perfecto.

Toda la tarde lloviendo, ahora sí, ahora no… Pero yo estoy “tranquila”, la previsión de mi teléfono dice que a las 23:00 h. deja de llover. A pesar de que mirando el cielo parece imposible, ¡yo confío en él!

Leer Más

“La hermandad se hace entre los desfiles alrededor de una buena mesa”

“La hermandad se hace entre los desfiles alrededor de una buena mesa”

Si la Santa Merienda es una unión de pasiones (Semana Santa, Cultura y Gastronomía), el personaje que nos ocupa hoy también encarna la unión de esas pasiones pero en un escalón paralelo al qué, sobre el papel, podemos pensar. Se trata de un semanasantero, “cachorro”, al que vemos o intuimos cada madrugada del Viernes Santo con el pañuelo verde al cuello cargando bajo los banzos de Las Tres Marías y San Juan (Hipólito Pérez Calvo) en la Cofradía de Jesús Nazareno (Vulgo-Congregación), en La Mañana, por tanto que le gusta la Semana Santa es un hecho. Además es un miembro activo de todas aquellas actividades que el entorno del paso celebra (montajes, traslados, comidas, cenas y todos los ratos de convivencia que sean precisos) con lo que cumple lo de la gastronomía. Pero su pasión de verdad, es el diseño. Y en su brillante currículum destacan, sobremanera, los bares, restaurantes o tiendas delicatessen que llevan su impronta a lo largo y ancho del país. Vamos que no sólo le gusta la Semana Santa y comer (¿a quién no?), sino que le apasiona que el escenario donde comamos sea el idóneo. En el Museo de Semana Santa hacemos unas fotos a su paso y estamos con compañeros de La Caída que ya ultiman detalles sobre la mesa en estos días. La charla derrama Semana Santa por todas partes a una semana de que empiecen los desfiles procesionales. Llegamos al Liberten, una de sus obras hace cinco años, en pleno barrio de la Horta (un barrio de los de Semana Santa), allí al amparo de un café entendemos la vida y todas las circunstancias que rodean a una persona en Semana Santa y entendemos la vida desde el prisma de un diseñador de interiores que en el estudio de jóvenes creativos, creado por él, se gana la vida decorando viviendas, locales comerciales y de ocio donde la mezcla de las últimas tendencias de un mundo apasionante es capaz de generar ambientes únicos. Es Roberto Riego, del estudio que lleva su nombre.

Leer Más