De tapas por Zamora (I)

De tapas por Zamora (I)

De tapas por Zamora (I)

Vamos a empezar aquí una ruta por algunos bares de Zamora donde es imprescindible que pares por si alguna vez sacas a alguien, o vienes, de tapas por nuestra capital. Lo haremos en varias entregas, por zonas geográficas de la ciudad. La primera parada será en pleno centro comercial de Zamora, bienvenidos a la zona de Los Pinchos y alrededores.

 

En muchos reportajes sobre la capital del románico habrás visto que cuando empieza el ocio y descorchamos un vino de Toro lo solemos acompañar por una machacona melodía que dice “cuatro que sí….. (se suspende la respiración)… tres que noooo”. Estamos en el bar “El Lobo, el rey de los pinchitos”, el templo del moruno de toda la vida, dónde nace la melodía citada, que nosotros más que por el moruno clásico vamos a recomendar por el pincho de chorizo o panceta a la brasa que presentan igualmente en formato de brocheta. Se ubica en la esquina de las calles Horno de San Torcuato y Alfonso de Castro.

Cuando a nosotros nos dicen que nos den un moruno nos tenemos que ir dos calles por encima, en la Puebla de San Torcuato, se encuentra el bar “El Lobo”,  con el mismo formato de bar de siempre, nunca encontraremos el secreto qué, en las brasas de Paco y de su gente, hace de este pincho el mejor de todos los que por el centro de Zamora podemos degustar. Además dentro de su variedad, especial mención para la tortilla de patata que elabora y el queso con aceite que saltan las lágrimas de cualquier paladar.

No hay que moverse mucho, en medio de tanto clásico, justo enfrente en la misma calle, en un ambiente diferente está el mesón “El Maestro”, independientemente de si sentado en el restaurante o en la barra, estamos ante una excelente variedad de tostas y tapas con una cuidada elaboración que mezcla las tendencias más actuales de nuestra cocina con el producto de siempre. Su relación calidad precio ha conseguido que el público le profese un gran cariño entre sus clientes y el público que opina de él en las RRSS.

Si bajamos a las Flores de San Torcuato, hay que hacer parada en las esquina de Alfonso de Castro en el bar de Modesto y sus chavales, el “Bambú”. Este paladar os dice que aquí está una de las apuestas más seguras que hay por las patatas, que por si no lo sabes, es uno de los platos más míticos de la zona, bien sean bravas o al alioli. Pero si por una cosa destaca esta casa es por su especialidad en los tiberios. El mejillón en salsa es su especialidad, y es una de esas tapas que cuesta encontrarla en más sitios con el gusto que se elabora aquí.

Si nos alejamos un poco, hasta la calle paralela, Pelayo, uno de los templos que también te permite la opción de sentarte con calma a disfrutar de la gastronomía es el “Patanegra”. Un estilo completamente diferente en un local donde el equipo que dirige Charo ha conseguido que de su imaginación y de sus manos lleven seis años consecutivos ganando el premio del público en el Festival de la Tapa que organiza la Asociación Zamorana de Hostelería. Si eres de carne has llegado a uno de los sitios para tomártelo con tranquilidad, libras de buey, de excelente calidad para los más atrevidos. Y como estábamos de tapas, pues quedémonos en quizá la más peculiar que tienen “El torito”, una tapa vertical donde un pedazo de pan sellado en uno de sus extremos se rellena por el otro con carne de vaca con una salsa casera, aceite trufado y unas lágrimas de Maldon. «El torito» fue la primera tapa ganadora que elaboró el “Patanegra”.

Y vamos a terminar la ruta con uno de esos bares que hay que incluir en esta ruta y que son de esos bares aptos para cualquier momento del día, desde el desayuno temprano hasta la última hora, un bar de diario, el FAS, en la Plaza del Cuartel Viejo. Fernando, Lara, Raquel y Ana son un equipo que además de lo que pides a este tipo de locales, esconden en la cocina, secretos en sus tostas y en su amplia variedad de tapas que lo hacen también imprescindible si optas por sumergirte un rato a tomar unos vinos y acompañarlos de unos pinchos y unas tapas en esta zona del centro de Zamora.

Sobre el autor

Dejar un comentario